profile

Hi! I'm a Creator.

Boletín Cartomante, edición Acuario (febrero 2022)

published8 months ago
4 min read

Cartomante, ¡hemos superado enero! Quiero darte la enhorabuena por haber sobrevivido a este mes que ha durado cinco años, y también pedirte que no te fustigues mucho si tu veganuary no ha sido tan vegano como tenías en mente. Lo que cuenta es el viaje.

¿Empezamos?

Pasado

Este mes ha sido bastante complejo. Hemos estado confinados por COVID un par de semanas (ya estamos mucho mejor, aunque los adultos estamos sobrepensando cada falta de aliento y evaluando si son secuelas o que no hacemos ejercicio ni aunque nos paguen) (nos inclinamos por lo segundo), y es como si hubiéramos entrado en el año con un tropezón, de esos que no te hacen caer de milagro.

Aparte de esta vuelta accidentada a la rutina, he estado preparando cosas de los 78 Maníacos, esperando que te guste muchísimo (si te has apuntado ya) o que te pique la curiosidad lo suficiente como para unirte (si lo estás pensando aún). Pásate por la página, escríbeme si tienes dudas, y vamos hablando. El plazo para suscribirte y recibir el primer envío se cierra el domingo 13 de marzo, así que no lo dejes para el último día!

Presente

La cosa se va calmando un poco astrológicamente: la luna nueva en Acuario nos hace ser un poco conscientes de nuestro entorno y de cómo podríamos mejorarlo, y aunque aún estamos arrastrando las consecuencias de algunas retrogradaciones, ya podemos ver un poco la luz.

El signo protagonista, por ahora, sigue siendo Capricornio (lo cual explica por qué enero se nos ha hecho eterno: aunque el Sol haya avanzado a Acuario, aún hay mucha energía capricorniana en el ambiente). A pesar de esta sensación, a mí personalmente esta combinación energética me encanta: Acuario normalmente es demasiado idealista, y estos planetas en Capricornio nos hacen traer esas ideas que van a cambiar el mundo al plano de lo tangible.

Mercurio sigue haciendo de las suyas, pero no por mucho tiempo. El jueves 3 vuelve a estacionarse directo, y las comunicaciones volverán a su cauce: la gente entenderá tus intenciones a la primera, tu móvil dejará de dar tantos problemas, y tu próximo viaje irá como la seda. Ahora mismo, y hasta dentro de unos días, está en Capricornio, con lo que vas a sonar más profesional que de costumbre. ¡Aprovecha para arreglar los desaguisados de estas semanas!

Acabamos de salir también de la retrogradación de Venus en Capricornio, que empezó el 19 de diciembre. Esta etapa nos ha hecho reevaluar nuestras relaciones con otras personas, planteando la duda de si queremos tener a largo plazo lo que estas relaciones nos aportan. También Venus se encarga de lo bello, así que probablemente hayas tenido una revisión de tu estilo personal o de la decoración de tu hogar. Ha sido una fase de planificación y de poda, y ahora que ha acabado es cuando puedes empezar a trabajar con este nuevo escenario. Venus sigue estando en Capricornio hasta marzo, y nos va a ayudar con rutinas de autocuidado, tratando nuestro cuerpo (y, por tanto, nuestra realidad tangible más inmediata) con la seriedad que se merece.

Y por último, Marte está (adivinaste) en Capricornio hasta el domingo. Marte en Capricornio es implacable: si tienes proyectos que no te convencían, va a cortar con ellos por lo sano. Sólo va a dedicarse a lo que realmente le haga vibrar. Ahora, en eso va a meterse a tope.

¿Qué semillas podemos plantar ahora?

  • Como te cuento, la luna nueva en Acuario es idealista y creativa. Los planetas en Capri convierten los sueños en planes. ¿Qué proyectos tienes para mejorar tu entorno o la comunidad en la que vives a largo plazo?
  • Venus y Marte juntos en Capricornio son una power couple. Nos ayudan a escucharnos, a ver cómo es nuestra vida y qué cambios tenemos que hacer para conseguir la vida que queremos tener. ¿Qué has empezado en este mes? ¿Qué has cortado porque lo que te aportaba ya no te compensa?
  • Tanta energía de tierra, junto con el Sol en Acuario (que es un signo de aire) hacen que nos olvidemos un poco de nuestra parte de agua. ¿Cómo te estás cuidando? ¿Estás haciendo caso a tu yo emocional?

Recuerda, Reader, que estamos en invierno. Esta etapa es ideal para el trabajo interno, y tienes que tener paciencia para ver cómo afectan estos cambios al mundo externo. Estoy contigo.

Futuro

Estaba yo terminando este Boletín a última hora (si te sorprende mi poca planificación, ¡hola! ¡Qué ilusión que este sea tu primer Boletín! :D) cuando han llamado a la puerta de mi casa a atracarme entregarme un paquete (con cargo de aduanas). ¡Era el Kickstarter de The Key Tarot! Luchiana entrevistó a una de las autoras en el podcast de The Possibility Department, y desde entonces le tenía bastantes ganas.

Así que he pensado que qué mejor bautizo que contigo, Cartomante ^_^ He mezclado bien las cartas, he pensado en ti, y vamos a ver qué nos dicen:

4 de copas, los Amantes, y el Ermitaño

Los Amantes y el Ermitaño, muchas veces, parecen cartas enfrentadas. Los Amantes hablan de relacionarnos con la gente, cuando el Ermitaño te pide que huyas del ruido de otros para escucharte tú.

El 4 de copas indica, literalmente, estabilidad (4) emocional (copas), pero no es una carta que nos guste ver. Esa estabilidad es un estancamiento, como vemos en el lago de la carta. Buscamos la vía de escape donde podamos dejar el agua correr, pero estamos buscando en el lado equivocado (el personaje mira a la montaña, cuando las copas que busca están a su espalda).

Esa montaña podría ser el lugar donde está el Ermitaño, caminando a la luz de su farol. Y, en esta tirada, vemos que su camino le lleva a los Amantes. Esta carta representa las relaciones con otras personas, pero también es la Decisión, el momento en que decides si ser vulnerable con esa persona (si profundizar en esa relación) es la opción correcta.

Por tanto, ese 4 de copas, ese estancamiento que tienes en la superficie, es el reflejo de la pregunta con la que se ha encontrado el Ermitaño: ¿cómo estoy realmente? ¿necesito ayuda de otras personas? ¿me siento capaz de pedirla? ¿con quién puedo ser realmente vulnerable? ¿quién es mi “espacio seguro”?

Este mes has hecho limpieza, recuperando la energía que estabas utilizando para mantener situaciones que no iban a ninguna parte. Esta sensación de “¿y ahora qué?” es el siguiente paso natural. No corras en busca de la respuesta: en este caso, merece la pena pararse un poco y encontrar algo que aguante el paso del tiempo.

Nos vemos al otro lado, Reader.